Peeling

Peeling

El peeling es un tratamiento que consiste en la aplicación de una sustancia química sobre la piel que acelera el proceso normal de exfoliación de la misma, produciendo una posterior regeneración y mejora de su apariencia.

Efecto

Además de exfoliar las capas más superficiales de la piel, los peelings actúan sobre las capas más profundas estimulando la producción de colágeno y potenciando la renovación de las células de la dermis.

Esto se traduce en una piel con menos arrugas y manchas y un color más uniforme, rosado y luminoso, dando al rostro un aspecto más joven.

Indicaciones

Múltiples motivaciones llevan tanto a mujeres como a hombres de cualquier edad a mejorar su imagen mediante un peeling. 

Entre estas destacan:

– Envejecimiento facial por exposición solar (fotoenvejecimiento).
– Arrugas faciales por envejecimiento (Arrugas finas y profundas).
– Manchas en la piel o hiperpigmentaciones.
– Acné y cicatrices post- acné.
– Estrías, flacidez.
– Melasma.
– Tratamiento de la queratosis seborreica y actínica.
– Xantelasmas.
– Verrugas planas.
– Rosácea.

¿Como se realiza?

Dependiendo de la sustancia aplicada y del nivel de la piel donde actúe, se puede hablar de peelings superficiales, medios y profundos.

Peeling Superficial

Es un peeling muy suave que produce una descamación de las capas más superficiales de la piel. Tras su realización puede producirse un leve enrojecimiento cutáneo. Está indicado en los siguientes casos:
– Arrugas finas.
– Manchas solares.
– Cutis cansados y opacos con ligeros signos de fotoenvejecimiento.
– Acné activo , dermatitis seborreica , rosácea.

Los resultados son inmediatos. Atenúan las manchas y las líneas finas de expresión. La piel recobra su aspecto y aparece firme, resistente y rejuvenecida.
Los agentes más utilizados son el ácido salicílico, retinoico, glicólico y mandélico.

Peeling Medio

Provoca la renovación de toda la epidermis y estimula la dermis, reforzando su red de colágeno y elastina. Tras su realización se produce un mayor enrojecimiento y descamación. Está indicado en los siguientes casos:
– Fotoenvejecimiento.
– Arrugas moderadas.
– Manchas pigmentadas extendidas, melasma.
– Cicatrices de acné y varicela.

Los resultados son inmediatos. Mejora la calidad de la piel, resultando más fina, suave y homogénea. Disminuye la profundidad de las arrugas y aclaran las manchas y las cicatrices.
El agente más utilizado es el ácido tricloroacético (TCA).

Peeling Profundo

Consiste en la exfoliación de toda la epidermis y la dermis superficial y media, conllevando la regeneración de todas las capas de la piel. El resultado es una piel totalmente renovada, luminosa y con un color y textura homogénea. Está indicado para:
– Fotoenvejecimiento.
– Arrugas profundas.
– Estrías, flacidez.
– Manchas solares.
– Cicatrices de acné.

Los resultados se observan a los 7 días, momento a partir del cual se apreciará la nueva piel más firme, elástica, y con efecto lifting.
Tras su realización aparece un enrojecimiento y descamación intensa de la piel durante 3 o 4 días, por lo que se le entregará un kit postratamiento domiciliario para hidratar y regenerar bien la piel.
El agente más utilizado es el fenol.

¿Cuándo me lo puedo hacer?

Los peelings superficiales se pueden llevar a cabo en cualquier estación del año siempre que después se utilice protección solar.
En el caso de los peelings medios y profundos es recomendable no realizarlos en verano, por la posibilidad de que la exposición solar pueda provocar la pigmentación de la piel.

Resultado

Este procedimiento proporciona una gran mejoría, quedando las pacientes muy satisfechas con el rejuvenecimiento facial conseguido, con una piel más luminosa, un efecto lifting, atenuación y desaparición de las arrugas y homogeneización del color, según el peeling realizado.

Este tratamiento puede combinarse al mismo tiempo con otros tratamientos potenciando los resultados entre sí, como pueden ser los rellenos, la mesoterapia o los tratamientos de arrugas de expresión con botox (Vistabel ®).