Facetite

Facetite

Facetite es la técnica de rejuvenecimiento facial y de cuello que obtiene los resultados más similares al lifting clásico, de forma mínimamente invasiva y sin cicatrices, en una sola sesión.

Indicaciones

Está indicado para el tratamiento de todo tipo de pieles. Es un tratamiento ideal para pacientes con flacidez o piel descolgada con aspecto arrugado y descolorido.

Se puede tratar cualquier área con exceso de grasa o flacidez en cara y cuello, entre estas destacan:

● Arrugas de la cara y del cuello por envejecimiento (Arrugas finas y profundas).

    • Surco nasolabial y lineas de marioneta (jawlines)

    • Arrugas perioculares

    • Cuello

● Papada y mejorar la definición del reborde mandibular.

● Primeros signos de envejecimiento.

● Pacientes que desean evitar las cicatrices del lifting clásico o no desean someterse a una cirugía prolongada.

Primera Visita

Una visita personalizada es el primer paso para toda persona que esté planteándose un lifting facial sin cirugía. 

Durante la entrevista, el Dr. Sáez le preguntará por su estado de salud y sus expectativas. 

A partir de una valoración individualizada le expondrá la técnica y los resultados que se pueden conseguir con la intervención.

¿Cómo se realiza?

Se realiza una mínima incisión cerca del área a tratar y se aplica un gel estéril sobre la piel.

Facetite se basa en la utilización de una cánula con un doble aplicador. A través de la incisión realizada se introduce la cánula interna en la grasa o la zona de flacidez cutánea, que en su extremo mediante un electrodo aplica las ondas de radiofrecuencia. La segunda cánula, va por fuera de la piel, con el segundo electrodo, lo que permite que la energía se transmita homogéneamente entre los dos electrodos, de forma bidireccional.

Las ondas de radiofrecuencia RFAL bipolar producen el calentamiento de forma controlada de la grasa hasta licuarla (lipolisis), la contracción del tejido subdérmico y la retracción de la piel.

  • Esta intervención quirúrgica se suele realizar bajo anestesia local con sedación y en régimen ambulatorio (es decir, no suele ser necesario el ingreso hospitalario).
  • La intervención suele durar entre 60 y 90 minutos.

Postoperatorio

Aunque cada persona puede recuperarse con ciertas diferencias, lo más habitual es seguir los siguientes tiempos:

Tras la intervención la estancia habitual en la clínica es 3 o 4 horas , momento a partir del cual podrá ser dado de alta.

EL PRIMER DÍA:

  • 
Es recomendable hacer reposo moderado, en la cama o en el sofá, con la cabeza elevada.
  • Se le colocará una faja mentonera que contribuye a minimizar la inflamación y a mejorar la adaptación de la piel.

DURANTE LA PRIMERA SEMANA:

  • Facetite es un procedimiento que no suele conllevar grandes molestias.

  • Podrá incorporarse de manera progresiva a su puesto de trabajo ya su actividad habitual en 3 o 4 días.
  • Se recomienda el inicio de ejercicio suave y la realización de drenajes linfáticos.

PASADA LA PRIMERA SEMANA:

  • La inflamación habrá llegado al punto máximo y comenzará a disminuir.

  • Se le retirarán los puntos.

  • Gradualmente podrá realizar ejercicios más vigorosos.

PASADO EL PRIMER MES:

  • La inflamación habrá disminuido mucho y ya empezará a ver el resultado final más definido.

  • Se le podrá retirar la faja mentonera.

Resultados

Facetite proporciona una gran mejoría de los signos visibles del envejecimiento del rostro y del cuello, quedando los pacientes muy satisfechos con su nueva imagen.

Facetite no puede detener el proceso de envejecimiento, pero sí retroceder años en la apariencia facial.

Los resultados obtenidos se mantienen durante mucho tiempo. Sin embargo, debe tener presente que su cara no es inmune a los efectos de las fluctuaciones de peso o la edad. Por este motivo se recomienda un seguimiento periódico, donde recibirá indicaciones de la mejor manera de preservar los resultados obtenidos inicialmente.

Facetite puede combinarse con otros tratamientos para potenciar y prolongar los resultados, como pueden ser la Morphesu8, los factores de crecimiento, los peelings o lasser, los rellenos o los tratamientos de arrugas de expresión con botox.