Factores de crecimiento

Factores de crecimiento

Los factores de crecimiento son un tratamiento basado en el potencial de regeneración de determinados elementos de la sangre del propio paciente para estimular las células de la piel, con el objetivo de contrarrestar y prevenir el proceso de envejecimiento.

Indicaciones

Esta indicado para mujeres y hombres de cualquier edad. Se utiliza principalmente para el rejuvenecimiento y reafirmación de la piel:

– Piel fatigada, seca, con falta de tonicidad.
– Pigmentación irregular.
– Alisa a medio plazo las arrugas y líneas superficiales.
– La aplicación de un tratamiento obtenido del propio paciente.
– Potencia el resultado y permite la curación más rápida después de tratamientos estéticos como peelings y liftings.

¿Como se realiza?

La sangre del propio paciente es obtenida por una simple extracción y centrifugada a fin de obtener los factores de crecimiento procedente de las plaquetas. Con la ayuda de una aguja fina se reinyecta directamente a la dermis.

• El proceso suele durar unos 30 minutos.

Resultado

Los resultados obtenidos, visibles a medio plazo, son satisfactorios . Hay que tener presente que el tratamiento está dirigido a la estimulación de las células cutáneas que inducen la síntesis de colágeno, elastina y ácido hialurónico, obteniendo una mayor luminosidad y rejuvenecimiento de la piel sin procedimientos quirúrgicos a medio y largo plazo.

Sesiones de mantenimiento:

Se aconseja realizar una nueva sesión cada 6 o 9 meses, según el estado de la piel del paciente y el estrés al que es sometida la piel.

Se puede utilizar como tratamiento único, o bien combinado con técnicas quirúrgicas, como la blefaroplastia o el lifting facial, y no quirúrgicas, como rellenos, mesoterapia o peelings cutáneos o los tratamientos de arrugas de expresión con botox (Vistabel ®) para potenciar los resultados.

Para obtener mejores resultados es importante que el tratamiento se lleve a cabo de forma preventiva y se empiece a aplicar antes de que los signos del envejecimiento sean muy evidentes. De ahí la importancia de un diagnóstico precoz.