Arrugas expresión-Botox

Tratamiento de las arrugas expresión (Botox)

Desde la aprobación del botox – vistabel ® por la FDA de los EE.UU. en 2002, se ha convertido en el tratamiento más utilizado para las arrugas de expresión . La aplicación de botox – vistabel ® es un procedimiento simple, no quirúrgico, que se utiliza para reducir las arrugas que se producen con el movimiento facial, como son las arrugas del entrecejo, horizontales de la frente y las patas de gallo.

Efecto

La inyección de este producto produce la relajación de los músculos tratados, rejuvenece nuestro aspecto y suaviza con naturalidad los rasgos de expresión y las arrugas faciales.

Además atenúa los efectos del cansancio de nuestra piel, manteniéndose en el tiempo y frenando el proceso de envejecimiento.

Indicaciones

Múltiples motivaciones llevan tanto a mujeres como a hombres de cualquier edad a mejorar su imagen con la aplicación de botox-vistabel ®. Entre estas destacan:


– Arrugas frontales.
– Descenso de las cejas (‘cara triste’).
– Arrugas periorbitarias (‘patas de gallo’).
– Arrugas del entrecejo.
– Arrugas de la raíz nasal.
– Arrugas del labio.
– Arrugas provocadas por el descenso de la comisura labial.
– Bandas verticales del cuello.

¿Como se realiza?

Con la ayuda de una aguja fina se inyecta directamente en el músculo pequeñas dosis de vistabel ®, obteniendo la relajación de este músculo, atenuando así las arrugas y líneas de expresión.


• El procedimiento suele durar 20 minutos, no es doloroso y se puede incorporar a la vida cotidiana de forma inmediata.
• El efecto de vistabel ® empieza a ser visible en tres o cuatro días desde su aplicación.

Duración del tratamiento:
Los resultados obtenidos se mantienen aproximadamente de seis a ocho meses. Finalizado el efecto, el tratamiento puede repetirse nuevamente.

No obstante, se observa que la duración de los efectos cada vez es más prolongada y la velocidad de aparición de las nuevas arrugas es menor con las siguientes aplicaciones.

Así se consigue una prevención del envejecimiento más efectiva, ya que las arrugas no llegan a manifestarse.

Resultado

Éste procediendo proporciona una gran mejoría al disminuir de forma rápida y segura uno de los signos más comunes del envejecimiento, las arrugas de expresión. Las pacientes quedan muy satisfechas con la imagen rejuvenecida de su rostro.

El Botox se puede utilizar como tratamiento único, o bien combinado con técnicas quirúrgicas, como la blefaroplastia o el lifting facial, o no quirúrgicas, como los rellenos, la mesoterapia o los peelings cutáneos.

Para obtener mejores resultados es importante que el tratamiento se lleve a cabo de forma preventiva y se empiece a aplicar antes de que los signos del envejecimiento sean muy evidentes. De ahí la importancia de un diagnóstico precoz.